lunes, 12 de enero de 2009

ENTRE VAMPIROS Y LOBOS

Recientemente, luego de ver el trailer de la película “crepúsculo”, me interesé por la historia. Así fue como encontré los libros y me los leí de un tirón (2 días, pegada a la pantalla, tengo las retinas separadas XD). El libro no me mató (claro que luego de leer a Tolkien, cualquier lectura me parece simple), el caso es que el libro es la típica lectura para adolescentes, nada original, pero entretenido. Y como siempre, tal cual montones de películas y libros, se presenta la lucha entre vampiros, lobos y humanos.

He de confesar que siempre me gustaron los vampiros. Su elegancia, su porte, su conocimiento casi infinito (vivir miles de años debe servir para algo), su toque aristocrático, en fin. Lo único a lo que le temía era a la vida eterna, a la insensibilidad que debe producir perder a los amigos durante años, y sobre todo a beber sangre humana. Aun así, los vampiros, entre todos los seres mitológicos, eran los más atrayentes.

Eso era hasta hace unos días. Y es que luego de leer el libro, me empecé a cuestionar sobre si realmente era tan buena opción los vampiros. Digo, luego de leer las torturas del galán protagonista, realmente no me gustaría ser como el. El caso es que me empecé a enamorar de los lobos.

Mientras el vampiro es muerto, frío y lejano, el lobo es semimortal, resistente, y sobretodo, salvajemente vivo. Viven al día, viven de instintos y sobre todo viven en manada. En la gran mayoría de historias, los vampiros son amorales (Un pequeño ejemplo está en “entrevista con el vampiro” de Ann Rice). El lobo por su parte, vive en manada, con su familia, con sus amigos, con su pareja, y actúan siempre en búsqueda de un bien común.

Mientras el vampiro ve pasar el tiempo como en una película, el lobo vive la película, es parte de ella, lo cual, desde todo punto de vista, es muy tentador. El lobo además tiene ese toque de imperfección que lo vuelve más atractivo. Porque aunque la perfección es deseable, realmente no es muy entretenida. Tal vez esa sea la razón por la cual, cuando encuentras al hombre o mujer perfecta, te aburres y buscas al chico o chica mala.


Lo malo, y que no me termina de convencer sobre los lobos, es el indudable toque masculino de los lobos. Siempre se ve al hombre lobo transformándose, rompiendo sus ropas y aullando, pero las mujeres lobo no son apetecidas por las historias. El solo término LOBA es despectivo, pasando a significar mujer de ligereza sexual y mal gusto al vestir (por lo menos acá en Colombia).

Mientras soluciono el tema de la desnudez del lobo, y cuando tenga necesidad de aislarme de la vida real, soñaré que soy una vampiresa, que tengo poderes y elegancia, pero que en noches de luna llena, le aullaré a la luna.

Hasta la próxima ^_^

2 comentarios:

Trent dijo...

1º Muchas gracias por el "FELIZ CUMPLEAÑOS" ;). Es una suerte que la única vez que nieva aquí, haya coincidido xD.

2º Tema de vampiretes y lobos...

Personalmente me gustan más los vampiros (debe ser por el rollo elegante, mas distante, casi altivo, protección del clan o la familia frente a desconocidos, un tema erótico sensual muy provocador que me hacen evocar, no se...). Sin embargo, a los Hombres Lobo les tengo cierto aprecio, cierto cariño quizá. Y quizá sea por que son incapaces de evitar sacar su lado más salvaje y, por ello mostrarse tal y como son. Llamemoslo en el mundo de hoy en día sinceridad, que escasea. El tema es muy largo a debatir, y yo mismo podría estar hablando sobre ello sin llegar a ninguna conclusión clara...

Un saludo!

Angel dijo...

Muchas gracias por tu coment, Trent, y pues por lo visto, creo que la duda entre los vampiretes y los lobos siempre se mantendrá.
Mejor así, si se desata una guerra, podremos irnos a los dos bandos :)