jueves, 30 de abril de 2009

SALAS DE ESPERA II - LOS ENFERMOS PACIENTES

Después de mucho tiempo, vuelvo a actualizar el blog. Y esta vez es para continuar con la descripción de los pacientes que se ven en las salas de espera de los hospitales y clínicas.

El ansioso: Es aquel que siempre va esperando una noticia, para él ninguna gripe es inofensiva, ninguna molestia es ligera. Es fácilmente reconocible por sus hábitos nerviosos: Se come las uñas hasta sangrar, se mueve constantemente y persigue a las enfermeras preguntándoles los resultados de sus exámenes.

El mártir: ¿Un dolor agudo? ¿Las vísceras fuera de sus cavidades normales? Piernas astilladas? No importa, para el mártir, el dolor purifica, así que aguantará impasible cualquier dolor y solo cuando médicos o enfermeras se fijen en él, pasará a consulta, porque si no, es capaz de quedarse sentando en la silla con una sonrisa en sus labios, así esté al borde de la muerte.

El tonto: Es aquel paciente que nunca entiende nada. Si se le dice que venga preparado para un examen de laboratorio (que se hace en ayunas) el no dudará en desayunar perfectamente y para colmos, traer algo para comer. Si tiene que quedarse internado por cualquier circunstancia, trae ropa como para un viaje de un mes completo, y cuando le traen la comida del hospital, pide que le traigan más porque “uno no sabe que pueda pasar”.

La fashion: La fashion es aquella que más que enferma, parece que fuera al hospital a desfilar. Mientras los demás pacientes esperan su turno, la fashion llega con su bolso lleno de porquerías y se sienta a maquillarse sin la menor consideración por los demás. Pareciera que cuando llega a la clínica no padeciera el menor dolor, ya que no gime, suda o se queja.

La estrella de película: Se trata de aquellos que llegan al hospital rodeados de una horda de admiradores y admiradoras. Como no pueden entrar todos a la sala de espera, se quedan en la parte exterior, hablando y , en casos extremos, haciendo rimas a favor de la salud de su ídolo. Si el paciente requiere hospitalización, su habitación más parece un altar que una sala de enfermos, ya que estará repleta de flores, peluches y mil chucherías más.

Y con esto finalizo la entrega de “Sala de espera”, finalmente un Bonus Track:

Maneras de distraerse de la larga espera en las salas médicas:

- Escribir los post atrasados para tu blog, para ello prepárate con anticipación y lleva hojas y papel, sino, tendrás que hacer como una servidora, escribirlo en una mísera servilleta.
- Leer revistas tan antiguas que más parecen libros de historia de una biblioteca.
- Criticar a los demás pacientes, para esto es necesario ir acompañado, ya que no siempre tus “nobles observaciones” son recibidas de buen gusto XD.



Ejemplo de cuán bajo se puede caer cuando no se lleva nada para distraerse en las salas de espera, esta es la foto del presente post escrito en una servilleta (que estaba limpia)



Hasta la próxima ^_^

2 comentarios:

Mussita dijo...

Me gusta mucho tu blog, te descubri leyendo NPC la verdad es que no quiero parecer una lamecu... eso pues, pero me parece que haces comentarios ingeniosos que me sacan una que otra risilla.
Con respecto a esta entrada, me dio mucha risa la frase "Haciendo rimas a favor de la salud de su ídolo", en mi familia son de esos que al paciente lo tratan como a la estrella de pelicula, ahi vamos todos como rebaño aunque no haga falta, se rentan buses y se organiza una comida despues de la visita en fin todo un show que hay que ver.

Saludos cordiales Señorita siga asi

Angel dijo...

Muchas gracias por tu comentario, mussita, y espero seguir en contacto tanto por el blog como en NPC ;)