sábado, 13 de septiembre de 2008

LAS TRADICIONES EN LAS BODAS



Credito de imagen: http://blogboda.com/algo_viejo_algo_nuevo_algo_prestado_algo_azul

Recientemente recibí la hermosa noticia de que una amiga se casa, es algo lindo ver, que luego de haber pasado por la universidad, cada una va haciendo su vida.

Por supuesto, la conversación derivó sobre la boda y los preparativos. Debo confesar que me emocioné de más, y es que las bodas me han parecido siempre preciosas y me encanta planear y soñar con ellas. Así que acosé a mi pobre amiga con preguntas, y cual no sería mi sorpresa cuando al preguntarle si ya tenía los 4 amuletos para el matrimonio, me preguntó que era eso. Procedí a explicarle que la tradición mandaba que la novia llevara algo azul, algo nuevo, algo viejo y algo prestado. El caso es que ella no sabía mucho sobre eso y en honor a la verdad no despertó su interés.

Entonces me dí cuenta que las tradiciones de las bodas se han ido perdiendo. Un ejemplo, anteriormente en las bodas se daba una lista de regalos, ahora se pide una "lluvia de sobres" en la cual el invitado deja el dinero que desee regalar, a mi me parece horrible y no dejo de pensar en que se parece a si estuviera pagando la boleta por una entrada, anda, que solo falta que la invitación diga "entrada a 10000 pesos que incluyen beso de la novia".

También ahora es costumbre casarse de múltiples colores. Ok, es difícil encontrar a una novia casta y pura, pero anda, casarse de naranja o con decoraciones negras no creo que sea lo mas adecuado por más que la moda lo mande. Un día llegará en que veremos a las novias con boas de plumas y dirán que es lindo.

Siendo así, que las tradiciones se han perdido, olvidado o perdiendo interés, no quiero imaginarme que pasará cuando a la salida de la iglesia esté dispuesta a arrojarle arroz a los novios y me dé cuenta que ya no será arroz sino fríjoles...

2 comentarios:

beatriz dijo...

muy cierto el artículo, pero a veces las tradiciones dan lugar a la practicidad y en casos mas extremos a la necesidad, nosotros por ejem necesitábamos algo de dinero para el viaje de luna miel y nos recomendaron subir una lista de bodas a una web del tema, donde los invitados compran vía internet los regalos de una lista creada por nosotros y luego nos llevamos todo o un porcentaje en efectivo del valor de los regalos, supimos aprovechar lo que nos ofrece la red sin parecer grotescos con los invitados, es una de las tantas posibilidades, gracias

Wikernes dijo...

Hace tiempo leí en LoquemerevientadeJapon.blogspot.com que el autor criticaba las tradiciones como algo 'todo, menos práctico' y a decir verdad es algo que yo apoyo. Seamos realistas, ¿qué utilidad realmente práctica tienen las tradiciones? Como que a mi tía le hicieron un lío porque su vestido iba a tener perlas pero eso 'le iba a dar problemas en su matrimonio'. No sé en qué otra parte los padrinos contemplan el acto sexual y luego se rompe la olla y no sé que otras estupideces.
Por otro lado, en cuanto a los regalos no sabía eso de la lluvia de sobres, que, a decir verdad, a mi me vendrían de maravilla en tanto no me den una miseria, claro. Recuerda que el 50% de tus invitados pueden ponerse curiosamente de acuerdo en regalarte la licuadora.
En cuanto al color del vestido, según los ritos oficiales, pues sí, debería ser blanco o parecido al blanco. Sin embargo, las tendencias cambian y, aunque fuera blanco, hace tiempo me encontré en internet un vestido 'de novia' estilo gótico tipo Morticia, para colmo la modelo llevaba botas de batalla y todo el rollo. No me gustó, pero la verdad, hay de todo y eso no se puede evitar, vivir en el mundo es una grave enfermedad crónica que sólo se cura con la muerte.