sábado, 18 de octubre de 2008

De los que se creen publicistas y diseñadores


Las ciencias siempre han sido mi fuerte. En el colegio siempre era la mejor en física, química, y matemáticas. Lo irónico es que no eran mis favoritas, mis favoritas eran las artes. Y es que la cosa viene en la sangre, toda mi familia es artística, mis padres, abuelos y tíos son músicos muy buenos o buenos dibujantes. Mi hermano condensó todo el arte familiar y así es como hoy en día es un gran diseñador gráfico, animador 3 y creativo en una empresa de comunicaciones. Soy fanática de los blogs de arte y diseño, (el blog de charuca por ejemplo, que encontrarán linkeado).
En definitiva, estoy rodeada de arte y diseño de la mejor calidad y por lo tanto me siento en capacidad de hablar sobre la publicidad y el diseño, aunque mi ciencia este por el lado de la atencion en salud.

Recientemente, he encontrado personas que dicen ser publicistas o diseñadores, y al ver sus trabajos, no puedes menos que pensar que son cosas hechos por niños de 4 años. Estas personas, con apenas educación básica, confunden un folleto hecho con Microsoft Publisher, con un verdadero folleto informativo. Siendo así, es como he logrado clasificar a esta fauna:

- Diseñador de logos y copys: Estos se caracterizan por abusar del sentido común. Cuando alguien les dice "Oye, necesito un logo y una frasesita para mi negocio de pizzas" ellos toman las iniciales del nombre del dueño, colocan una frase esterotipada del tipo: "en la calidad esta el sabor" y Eureka !!! tenemos un logo y un copy.

- Diseñadores de avisos y vallas publicitarias: Vallas y avisos de gran tamaño son su especialidad. Si pides que necesitas un aviso que "todo el mundo lo vea" ellos, convencidos de que el tamaño es lo que importa, te sugieren un aviso de 15 metros de largo por 3 de ancho, en una pared de la ciudad. Luego, ellos mismos proceden a diseñarlo y pintarlo. Como casi siempre la pared es pintada de manera ilegal y son paredes no preparadas para tal fin, el aviso no dura mas de un mes. Aparte de que los dibujos, generalmente tomados de otra empresa (las curvas de cocacola, la M de Mc Donalds, Barney...) suelen ser muy diferentes a los logos originales, pero no porque asi se desee, sino porque la pintura y el diseño son realmente malos.

- Diseñadores de afiches: Estos chicos (y chicas), parientes cercanos de los anteriores, suelen diseñar los afiches para los eventos parroquiales de su pequeña localidad. Cuando se les pide ayuda para el diseño del afiche, suelen acudir prestos al mejor programa de diseño que conocen: PAINT (los mas avanzados, publisher), y proceden a usar los colores mas chillones y las mejores autoformas que el programa pueda dar. Finalmente tendremos un afiche que quema las retinas por sus combinaciones de fucsia con amarillo y una gran cantidad de autoformas que no nos permite saber cual es la idea principal.

- Ilustradores: Estos empezaron dibujando en los bordes de los cuadernos y cuando una madre bien intencionada les felicitó por sus grandes dibujos, se tomaron en serio la recomendación y se dedicaron a ilustrar al mundo con sus creaciones. Desde esas epocas hasta el día de hoy, vemos sus dibujitos (sospechosamente inspirados en creaciones ajenas) ilustrandolo todo: Sillas en los buses, paredes, troncos de arboles, andedes e incluso pavimento. Son los dibujantes de la familia, aunque sus dibujos de patos parecen vacas, sus vacas se parecen a la letra M y la letra M se suele confundir con un dibujo pornográfico. Los mas afortunados suelen dedicarse a vender tarjetas para el día del amor y la amistad, y los peores suelen terminar sus días en la cárcel por daño en bien ajeno, al rayar una pared de un edificio gubernamental.

- Publicidad oral: Avisos en la radio hechos por un buen locutor? Que va, eso es pura basura, para el publicista oral. Estos "publicistas" orgullosos de su voz de tenor (fortalecida por la toma continua de licores fuertes y cigarrillos) suelen ubicarse en la entrada de restaurantes, ventas de ropa y supermercados de medio pelo, ofreciendo grandes promociones. Puesto que son ignorados debido al bullicio de la ciudad suelen recurrir a medidas extremas: Se disfrazan de payasos diabólicos (tal y como It de Sthepen King) y se esconden esperando a una víctima a la cual le saltan de improviso y le gritan con un megáfono en la oreja. Siendo así las cosas, no suelen tener una larga vida...

Estos son algunos especímenes de esta fauna tan enorme, no hablé de las presentadoras de eventos, de los que animan fiestas, de los que mandan cds a las emisoras con demos de sus propios anuncios, de los anuncios hechos en papel cartulina y lápiz, ya que aunque ellos se consideran publicistas y diseñadores, son en realidad ilusos con muy mal gusto.

Hasta la próxima ^_^

4 comentarios:

A.- dijo...

jajaja Cómo me hiciste reír! Cada uno que leía me iba acordando de algún desastre publicitario.
Yo admito que para eso no sirvo en lo más mínimo, aunque sí me gustaría aprender un poco más para tener ciertas nociones, pero nunca me atrevería a hacer algo serio.
A veces uno siente que la publicidad se ríe en tu cara, quedan pocos anuncios buenos.

Besos!

A.- dijo...

Se me olvidó, te iba a recomendar un blog buenísimo, sobre todos los desastres hechos con photoshop. Está en inglés y las imágenes son comiquísimas:
http://photoshopdisasters.blogspot.com/

Me avisas qué te parece.

Saludos!

Paolita dijo...

PASABA X AQUI BONITO BLOG


SALUDOS

Angel dijo...

a: Hola como estás, ya es un gusto esperar tus coments. Muchas gracias por el link, ya que me diste una idea para un nuevo tema (la magia del photoshop). Y pues sí la publicidad se ríe de nosotros y los publicistas aún mas XD.
Paolita: Gracias por pasar ;).